La filosofía del Kung Fu

By | 22/04/2013

Pudiera parecer que el Kung Fu, es una actividad con fines que van únicamente enfocados a la defensa personal. Si nos detenemos un momento a observar todo el trasfondo que precede a esta tradición china, podremos encontrarnos con un significado más profundo detrás de su práctica, que tiene mucho que ver con una filosofía y estilo de vida únicos.filosofía del kung fu

Estos tienen su origen en el Confucianismo, una doctrina antigua que sentó las primeras bases para su establecimiento.

Dentro de los valores que nos enseña el Kung Fu, se destaca el respeto a las personas mayores, pues es bien sabido que en la Antigua China, la jerarquía de las familias era muy respetada, siendo los hijos encargados de resguardar el honor de sus parientes y obedecer cortésmente al padre como sostén del hogar.

En lo que se refiere a las costumbres que rigen en la enseñanza del Kung Fu, siempre existirán dos relaciones fundamentales a desarrollar para la práctica honorable del mismo:

  1. Si-To: Se refiere al vínculo entre el maestro y el aprendiz. El primero debe estar consciente de que la paciencia es un elemento vital, pues se encuentra instruyendo a una persona novata y que puede cometer muchos errores, antes de dominar por completo la destreza del Kung Fu. El alumno por su parte, deberá respetar a su maestro en todo momento y estar en disposición de absorber, todos los conocimientos que este tiene para mostrarle.
  2. Shihin-Dai: Esto consiste en la forma en que los apréndices se relacionan entre sí. Es común que aquellos que tengan más experiencia, sean asignados como mentores de los principiantes, una tarea que deben sobrellevar como honestidad y sin perseguir ningún interés; pues no se debe olvidar que uno de los objetivos más valiosos del Kung Fu, es el flujo del conocimiento para los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *